Como dueño, págate bien y a tiempo. ¡Siempre!

¿Recuerdas todos los beneficios de crecer tu empresa apalancándote financieramente? Ve a recordarlos... aquí te espero.

 

Centrémonos en esta ocasión en ti: dueño de empresa. ¿Sabes quién es la financiera favorita de tu empresa? TÚ.

 

Conozco a muchos dueños de empresa que:

  • Cobran bajos sueldos.
  • Evitan cobrar sus utilidades.
  • Trabajan más de 13 horas al día.
  • Trabajan sábados y domingos.
  • Son los últimos en cobrar sueldo cada quincena (si alcanza).
  • Explícitamente le meten su propio dinero a la empresa.

¿Identificas alguno(s) de estos comportamientos en ti? 

 

Si la respuesta es -si-, eso te hace merecedor al título de <<Financiera favorita>>, galardón entregado por tu empresa porque no cobras intereses, prestas tu dinero sea cual sea el riesgo y, por si fuera poco, si las cosas salen mal, sabemos que saldrás "al quite" depositando más tiempo, dinero y esfuerzo.

 

Basta de ironías. Te propongo algunos pensamientos:

  • Tu debes recibir un sueldo digno.
  • Tu empresa debe generar una fortuna para que tu tengas utilidades de clase mundial.
  • Tu empresa no es tu hijo o hija, por lo que no debes entregarte a ella como su papá o mamá.
  • Tu empresa debe ser capaz de apalancarse financieramente sin necesidad de ti.

¿Cómo generar la liquidez para que tu empresa jamás te falte en tu sueldo digno y pago de dividendos? ¡Aprovecha el dinero ajeno!

 

El mercado de dinero es abundante y no tienes que ser tu la única alternativa financiera disponible para financiar el crecimiento y operación diaria de tu empresa.

 

Si estás pensando lo siguiente: ¡Yo tengo lana! ¿para qué pago intereses? 

Te informo que SI estás pagando intereses (y muchos). ¿Te imaginas cómo y cuántos?

 

Sigue leyendo...

Escribir comentario

Comentarios: 0