Ser millonario es gratis

No necesitas ser millonario para convertirte en uno.

 

Es importante recordar que todos los grandes empresarios comenzaron sin dinero. Y claro, la pregunta que surge es ¿Cómo lo hicieron entonces?

 

Bueno, también es cierto que todos los grandes empresarios (emprendedores y aventureros) comenzaron con algo mucho más importante que el dinero: una visión clara de lo que buscaban, una perseverancia inquebrantable y la astucia necesaria para conseguir aquello que necesitaban para lograr su sueño (incluido el dinero necesario para).

Hoy en día conseguir dinero es mucho más fácil de lo que pensamos; la razón es muy simple: antes el capital no era abundante y era complicado moverlo de un lugar a otro (mover lingotes no era cosa fácil).

 

Hoy el capital sobre-abunda, y si bien está concentrado en ciertas manos, esas manos buscan a otras manos para hacer mejor uso de él.

 

Si a eso le añadimos que los lingotes electrónicos no pesan, nos damos cuenta que vivimos en un mundo donde el capital ya NO es un pretexto para hacer dinero.

 

Hacerte millonario es gratis. ¿Qué necesitas?

 

Una idea probada de negocio, una visión clara de lo que quieres lograr, una ética responsable para hacer uso honesto de ese capital, y lo más complicado de todo, entender las razones para financiar tu crecimiento.

 

 

 “Las Grandes Ideas no Tienen Precio”

-anónimo

Escribir comentario

Comentarios: 0