Convierte tu negocio en Negocio

Los números no mienten: muy pocos negocios son realmente negocios.

 

En países Latinoamericanos tendemos confundir el tener un autoempleo con empleados -comúnmente llamado “empresa”-  y el ser dueño de un Negocio.inc

 

¿Qué sucedería si sólo aquellas empresas que sean realmente rentables pudieran llamarse a si mismas Negocios (o empresas)?

Imaginemos que cada año (o cada semestre) el SAT hiciera un análisis de todas las empresas, y les diera el certificado sólo a aquellas que pasaran ciertos parámetros de rentabilidad y crecimiento de “Negocio Certificado”, y todas las demás tuvieran que ofertarse / publicitarse / anunciarse como “auto-empleos”.

 

¿Crees que cambiaría algo?

 

En lugar de invitarte a trabajar con “Consultores Azcárraga-Marqués”, tendría que hacer campañas de Facebook (o Google o LinkedIn) donde tendría que invitarte a trabajar con “Autoempleo Consultores Azcárraga-Marqués”.

 

¿Cambia mucho, no?

 

En México es urgente que comencemos a ver los negocios y las empresas de una manera radicalmente diferente. Si no estás trabajando para crear valor, ¿para qué lo estás haciendo?

 

Si no estás invirtiendo proactiva y activamente en tu empresa, ¿qué esperas para hacerlo?

 

La ventaja (y la desventaja) de este mundo es que ya no existen los pretextos.

 

Aquel que vive en el engaño del autoempleo con empleados sin convertirlo realmente en un negocio es simplemente porque no está dispuesto a lograrlo. Todo lo demás, todos los tipos de capital necesarios están a un click de distancia.

 

Aprender a hacer dinero con dinero ajeno es una de las tantas herramientas que existen para multiplicar tu negocio.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Test (martes, 04 octubre 2016 17:03)

    Test