5 paradigmas por romper antes de que el año termine

¿Qué pasaría si te invitamos a romper los siguientes paradigmas?

 

1. Es mejor crecer mi empresa con mi dinero

Cual es la mejor y la peor financiera que tienen los negocios: el negocio mismo.

 

 

2. Si gano dinero es porque tengo una empresa exitosa

 

¿Tu empresa puede sobrevivir sin ti?

Si tu respuesta es no, no tienes una empresa, tienes un autoempleo.

 

Te invito a que comiences a ver a tu empresa como un producto diseñado para ser vendido, como algo que le quieras aportar al mundo, el legado de tus siguientes 10 generaciones sin que te necesite.

 

Esto te forza a transformar ese autoempleo en una idea millonaria.

 

 

3. No quiero pagar intereses (los intereses de un préstamo se comen mi capital)

 

Existen dos tipos de dinero

  • Capital de trabajo que es la materia prima para que una empresa trabaje
  • Utilidades que es el resultado del capital de trabajo puesto, válgame la redundancia, a trabajar

El problema que muchos tenemos es que los 2 se llaman dinero. Esto ocasiona la siguiente confusión:

  1. No nos gusta pagar intereses porque sentimos que estamos pagando lo que queremos obtener.
  2. Si lo que quiero es dinero, para que uso dinero para pagar dinero, mejor no pago nada.

 

4. Deuda es mala

 

La deuda de consumo SI es mala, mientras que el financiamiento productivo te hace ganar más.

 

Olvida pensamientos como "Me da miedo el compromiso, ya me he endeudado en el pasado, no se si podré pagar las mensualidades, no quiero pagar intereses, no quiero estar en buró de crédito".

 

Con un plan bien diseñado y un comité que te guía, estos pensamientos se vuelven absurdos.

 

Existen razones extraordinarias para financiar tu crecimiento.

 

 

5. Es muy complicado y lento recibir un financiamiento

 

Una financiera te pedirá que tus papeles estén en orden y tengas los cimientos necesarios para recibir capital productivo, nada más.

 

¿Te parece complicado lograr requisitos e integrar un expediente?

 

Si será complicado si no tienes la infraestructura empresarial para hacerlo. Te reto a que disfrutes el camino de construirla.

Escribir comentario

Comentarios: 0