¿Tú cuánto ganas?

Tú, ¿cuánto ganas mensualmente?

 

Preguntas así, y otros asuntos relacionados, son temas delicados y causan incomodidad. Eso se debe a los diferentes paradigmas que en México tenemos sobre el dinero.

 

¡Hay que cambiarlos!

 

La manera en la que nos comportamos y nos sentimos con el dinero influye mucho en nuestros nuestras prácticas y decisiones respecto a él, es por ello que vale la pena que reflexionemos sobre esto.

 

¿Cuántas veces no escuchamos, o hasta pensamos, que el dinero compra la felicidad, que los préstamos son malos, que entre más dinero, más problemas; o que el dinero es una necesidad?

Pero, ¿qué tan cierto es todo eso?

 

El dinero en realidad es una herramienta que puede ser tan positiva o negativa como tú lo decidas. Todo está en cómo lo utilizas y administras, en qué lo gastas en qué lo inviertes y que lo veas por su justa dimensión.

 

Si de paradigmas y creencias vamos a hablar, bien dicen que todo depende del cristal con que se mira: empecemos a vernos y comportarnos como amos del dinero y no como su servidores.

 

Hoy en día el capital productivo sobra aún más que las razones para usarlo en nuestro favor.

Comentarios: 0 (Discusión cerrada)
    Todavía no hay comentarios.