Escalabilidad: Crecer más allá de donde puedo ver y pagar

En el mundo empresarial fácilmente podemos caer en buscar fórmulas mágicas que nos regalen ventajas y nos aseguren el éxito. No somos creyentes de los caminos fáciles, pero somos obsesivos en encontrar buenas prácticas y mejorarlas hasta que parezcan que actúan como por arte de magia.

 

Hablemos de la buena práctica llamada escalabilidad. ¿Sabes qué significa tener una empresa escalable?

 

Tener una empresa escalable es contar con un modelo de negocio pueda multiplicar su capacidad de generar ingresos y abundancia sin tener que crecer, en la misma magnitud, la cantidad de gente y recursos para lograrlo.

 

Un ejemplo de una empresa NO escalable es el taller de maquinado donde su equipo obsoleto opera de manera manual... si el día de mañana vende un proyecto diez veces más grande que su producción actual, tendría que crecer diez veces en máquinas y personal. En contraste, un modelo de negocios como UBER que usa automóviles y choferes que no son propiedad de UBER, donde cada propietario administra su mantenimiento, combustible y -salarios-... ¡WOW! Para UBER, crecer, como empresa, no implica multiplicarse por dos cada vez que se expanden a otro país.

 

Dame oportunidad de profundizar en tres puntos que te darán claridad de cómo hacer tu modelo de negocio escalable:

Independencia

 

Una empresa escalable pone su conocimiento en manos de las políticas, procesos y procedimientos de la empresa y no en la memoria de las personas. ¡Atención! No proponemos quitarle valor a la gente, sino darle la posibilidad de no tener que improvisar cada que hace una actividad recurrente, agilizar su proceso de contratación/entrenamiento y salvaguardar la estabilidad de la organización (y sus empleos) independientemente de quien se queda o se va.

 

 

Separación de los ingresos y los gastos

 

¿No sería increíble que tu mismo modelo de negocio pagara su propio crecimiento? Un modelo escalable te permite incrementar la rentabilidad sin necesidad de incrementar los costos. Así crecer como empresa se convierte en un acto natural y no una lucha de esfuerzo constante.

 

 

Sistematización

 

La sistematización es una mesa de cuatro patas:

  • Las reglas del juego = Políticas
  • Cómo se hacen las cosas aquí = Procesos
  • Los roles definidos = Gente
  • Automatización de actividades = Herramientas

Tener sistematizados tus procesos de éxito te permitirán operar una o mil sucursales de las misma manera: contigo o sin ti.

 

Creemos que el capital y tiempo del dueño de una empresa que esté interesada en ser escalable debe estar invertido justamente en actualizar su modelo de negocio tantas veces sea necesario para lograr independencia, desligar ingresos/egresos y sistematizar su proyecto empresarial.

 

En contraste, si usamos el capital para congelarlo en activos, nos resta posibilidades de continuar creciendo en magnitudes interesantes.

 

Esta y muchas otras razones para financiar el crecimiento de tu negocio puedes verlas aquí.

Escribir comentario

Comentarios: 0