· 

Diferencias entre crédito y arrendamiento

La oferta de financiamiento para empresas es sencilla: son pocos productos y simple de entender.

 

¿Cuál es el reto? Que quieras tomarte 5 minutos en entenderla.

 

Empecemos por lo básico:

  • Crédito refaccionario
  • Arrendamiento puro

Con el crédito refaccionario dispones de dinero ajeno para adquirir algún activo.

 

Con el arrendamiento tu eliges qué activo requieres, negocias el mejor precio con tu proveedor y le pides a la financiera que lo compre para después rentártelo durante un plazo definido (al final, opcionalmente lo podrás adquirir).

 

¿Cuándo te conviene el crédito? Cuando...

  • No te interesa la deducción por operar con otras estrategias fiscales, no tener utilidades o ser un particular
  • Necesitas que el activo aparezca en tus estados financieros por la solidez que esto le da a tu empresa (útil para licitaciones)
  • Requieres un plazo mayor al de un arrendamiento para bajar la mensualidad

¿Cuándo te conviene el arrendamiento? Cuando...

  • La deducción fiscal te es relevante
  • Te interesa un pago inicial mínimo
  • Deseas mantener actualizado el equipo o maquinaria
  • Te conviene que tus financieros estén con menos pasivos (un arrendamiento no se contabiliza como una deuda)

Te voy a compartir mi regla de oro para determinar si yo elijo o no un arrendamiento puro:

 

Si soy una empresa o persona física con actividad empresarial que reporta utilidades

... y requiero de algún activo para trabajar:

Me resulta torpe (financieramente) congelar dinero en fierros o tornillos (maquinaria, equipos o vehículos)

... por lo que prefiero arrendarlo al máximo plazo posible para reducir así la mensualidad

... y que la productividad del activo pague su propia renta

... y me quede utilidad bruta en mi bolsa de dos a cuatro veces el monto de la dicha renta.

 

¿Realmente quieres tener el activo, o nada más te es suficiente usarlo? Si nada más quieres usarlo y que alguien más administre depreciaciones, haste de él con un arrendamiento puro... de lo contrario usa un crédito refaccionario.

Escribir comentario

Comentarios: 0