· 

Financiando un mejor futuro

El debate sobre si el cambio climático es un acto orgánico por parte de la naturaleza o si es resultado de la actividad humana ha durado años. Lo que es una realidad es que las temperaturas se están volviendo más extremas alrededor del mundo y los desastres naturales son cada vez más usuales. Esta llamada de atención por parte de la naturaleza no ha caído en oídos sordos y muchos empresarios a nivel mundial, mexicanos incluidos, levantaron la mano y decidieron hacer algo al respecto.

 

La semana pasada tuve oportunidad de conocer al director general de una empresa enfocada en la producción de desechables biodegradables. Comparto un breve resumen del encuentro:

Por motivos de privacidad no revelaré el nombre del empresario pero sí puedo revelar que es un ingeniero industrial mexicano con más de 10 años de experiencia en la industria del unicel.

 

El ingeniero, preocupado por el impacto que su labor estaba teniendo en el ecosistema, decidió buscar socios que desearan emprender con él un nuevo proyecto que pudiera seguir resolviendo la necesidad de contener alimentos a base de materia prima orgánica (merma del agave, en específico).

 

Después de hablar sobre los orígenes del proyecto, me interesó mucho conocer cómo había sido su experiencia con el financiamiento de las máquinas involucradas en el proceso de producción.

 

-El inicio es lo más complicado... - me comentó - Cuando eres una empresa que va arrancando no es sencillo acceder a apoyos financieros. Los inversionistas o fondos de gobierno buscan proyectos 100% seguros, con retornos de inversión altos y veloces,  y es completamente comprensible. Y aunque uno al inicio solo quiere comenzar a trabajar, es importante ser paciente, fundamentar el proyecto hasta que sea a prueba de balas.

 

-¿Pero no compraste la máquina de contado o sí?- le pregunté

 

 

 

 -¡Imposible, nos hubiéramos tardado años en conseguirla! Este es el punto en el que uno como emprendedor debe asociarse con las personas correctas. Como debes saber, las financieras también toman en consideración el historial crediticio de los socios aunque las empresas tengan poco tiempo de formalizarse. Un gran empresario y querido amigo entró como nuestro socio, ilusionado con la idea de ayudar al planeta, y firmó como aval en el primer financiamiento de las máquinas.

 

-¡Es correcto! Algunas financieras incluso consideran empresas a partir de los 3 meses de constitución aunque por supuesto que les da mucha más tranquilidad y confianza trabajar con empresas que ya tienen una estructura sólida, ingresos estables y un buen buró de crédito, más si uno de los socios ya cuenta con un buen historial crediticio, aunque sea de otra empresa, eso les da la posibilidad de considerarlo como aval del proyecto.

 

Otra opción bastante poderosa es la de poner garantías adicionales de al menos el mismo valor del monto solicitado. Son muchas las formas en las que se le puede apoyar al empresario.

 

-Estoy de acuerdo, son muchos los apoyos aunque los empresarios hechos a la “vieja usanza” tienen miedo de apalancar sus empresas, o las de sus padres o abuelos, pues creen que la deuda se va a terminar comiendo los ingresos cuando, en realidad, con una buena planeación y administración, esto no ocurrirá en ningún momento.

 

Me dio mucho gusto conocer a un empresario tan consciente y centrado en apoyar al medio ambiente sin descuidar la abundancia que su empresa genera para él y los suyos. Dentro de su discurso me habló sobre el agresivo crecimiento de industrias enfocadas al giro biodegradable o sustentable que ya existe en México pues, según sus palabras, el país es sumamente rico en reservas y diversidad de materia prima orgánica. “Si México se lo propusiera - mencionó - podría darle la vuelta a la moneda. Solo falta que los empresarios y la gente en general se decida a hacer el cambio”. Yo también lo creo.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0