· 

El poder de las garantías

 

 Llegó el último mes del año y es el momento perfecto para estudiar las tendencias empresariales que llegan en conjunto con el 2019. Uno de los modelos de negocios que tuvo un excelente posicionamiento durante este último semestre fue el de las oficinas compartidas o espacios de Coworking.

 

Actualmente me encuentro asesorando a un par de socios, además hermanos, que justamente están desarrollando un nuevo espacio de Coworking. El desafío es grande, el mercado ya tiene bastantes propuestas similares y los precios no pueden diferenciarse demasiado. Sin embargo, el proyecto ya cumplió con una larga lista de aspectos positivos para su lanzamiento, siendo el proceso de financiamiento una de las piezas faltantes.

 

A continuación me permito compartirles un resumen de una de las entrevistas de validación que tuvimos para conocer el potencial del proyecto.

 

-¿Y ya tienen perfectamente bien identificada toda la infraestructura que van a requerir? - Comencé preguntando.

 

-Es correcto: Ya tenemos congeladas las cotizaciones por todas las sillas, mesas, pantallas, muebles, cafeteras… Todo está mapeado.

 

-¿Y el total de la inversión es de…?

 

-1.8 millones de pesos, eso sin contemplar las inversión que se realizará en redes sociales para dar a conocer el espacio. Es justamente en esta parte - continuó uno de los socios - en donde estamos un poco trabados. Estamos esperando la confirmación de un crédito bancario para comprar todo lo que se necesita.

 

-¿Comprar? - Tuve que interrumpir - ¿Para qué vas a comprar activos que se te van a depreciar en menos de 2 años? ¡Imagínate qué tan rápido se va a desgastar un sofá en el que se sientan más de 200 personas por día?

 

Los dos se miraron entre ellos sin decir una palabra. Fue entonces que me di cuenta que no habían sido asesorados correctamente en el tema financiero. Continué:

 

-¿Qué no saben que ABSOLUTAMENTE CUALQUIER ACTIVO puede ser arrendado siempre y cuando se cuenta con una garantía que lo respalde?

 

Los dos abrieron mucho los ojos al mismo tiempo, casi como si lo hubieran ensayado. Tuve que profundizar mi explicación:

 

 

  En el entorno financiero hay cierto tipo de activos a los que se les denomina: “De corta vida”.

 

Sus sillas, mesas, pantallas y cafeteras entran dentro de esta categoría que implica que no están hechos para resistir una gran cantidad de usos. Puesto que el proceso de arrendamiento busca “rentar” a los empresarios los activos que requieren, ninguna financiera va a desear invertir su dinero en cosas que no le generan una seguridad de retorno.

 

Es decir, si por algo el empresario desea dejar de pagar la iguala mensual correspondiente y decirle a la financiera: “Ven y llévate tus cosas” esto haría que las financieras se queden con las manos llenas de artículos que van a tener que rematar para intentar recuperar la inversión realizada.

 

Sin embargo… cuando la inversión se respalda con una garantía, ya sea prendaria o hipotecaria y libre de gravamen, las financieras se aseguran de que su inversión está protegida durante todo el tiempo del arrendamiento.

 

Puesto que la inversión está pensada para recuperarse durante el mismo proceso, al final del mismo las financieras sencillamente regresan las garantías a los empresarios ¡Tan simple como eso!

 

Al fin hubo respuesta por parte de los empresarios:

 

-Pues todo eso suena muy bien, sin embargo… la única garantía con la que podríamos contar es justamente la casa que servirá como espacio para las oficinas de Coworking.

 

-¿Y está a su nombre?

 

-Sí… - contestó uno.

 

-¿Y está libre de gravamen?

 

-Sí… - contestó el otro.

 

-¿Y saben por cuánto está valorada?

 

-Por más de 3 millones de pesos.

 

-¡Pues listo! Olvídense de seguir esperando el crédito del banco. Con una garantía así, hasta podrían adquirir aún más mobiliario si así lo desearan. Muchas financieras solicitan garantías del 1 contra 1 por el monto requerido. Hasta les brillaron los ojos cuando terminé de hablar.

 

Si tienes o conoces a alguna empresa de Coworking, o de cualquier otro giro, que esté buscando “comprar” activos para su empresa pregúntale si ya pensó en la opción del arrendamiento para financiar su proyecto.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0