· 

4 Tips para aprovechar tus garantías

 A pesar de la creencia general, el acto poner propiedades, vehículos o cualquier otro activo como garantía es una estrategia que da poder a los empresarios que estén solicitando un financiamiento. Es importante conocer el motivo por el cual una institución financiera puede estarnos solicitando una garantía:

 

Una financiera o institución bancaria está buscando depositar su capital en proyectos sólidos y lo más común es que se fijen en el historial crediticio, flujos de efectivo y financieros para determinar esto. Estas instituciones saben bien que la vida no es perfecta y que aún las mejores empresas pueden fallar en aprobar algún criterio o no contar con avales de peso.

 

Cuando esto ocurre, no es que las financieras no deseen apoyar a estos proyectos o empresas sino que deben estar lo más seguras posible de que su aportación será saldada de acuerdo a lo estipulado. Es por eso que se solicitan garantías: éstas se identifican como tales (gravamen o endoso de factura) durante el proceso de financiamiento y se liberan intactas al finalizar el mismo.

 

Una gran ventaja de tener garantías en nuestro poder es que, a pesar de que nuestros flujos no sean suficientes o no contemos con un historial crediticio extenso, ¡sí es posible continuar con la solicitud de la inversión!

 

Como asesor y experto en el tema financiero, hoy quiero compartirte 4 Tips que te ayudarán a aprovechar tus garantías al máximo y así tener siempre un apoyo para solicitar los financiamiento que necesites:

 

1.- Libres de gravamen: Asegúrate que tus propiedades o activos no estén identificados como garantía en algún otro contrato antes de acercarte a una financiera.

 

2.- Valuación actualizada: Ya sean inmuebles, terrenos, vehículos o máquinas; todos los activos tienen un valor en el mercado y un periodo de vida determinado. Puedes investigar por tu cuenta o acercarte a un especialista para conocer el valor aproximado de tus garantías. Las financieras se encargarán de validar la información así que no te preocupes si no es exacto.

 

3.- Consentimiento de propietarios: Hay casos en los que las garantías están a nombre de dos o más dueños. Es importante que todos estén de acuerdo en el uso de la misma para que se otorgue el financiamiento. En caso de que no todos acepten, no se podrá proceder.

 

4.- Documentación en orden: Ya te aprobaron tu financiamiento, el proveedor espera el pago para enviarte la máquina que tanto necesita tu empresa y tu contador... no encuentra el avalúo de la propiedad o la factura origen del bien. Es importante tener todos los documentos necesarios a la mano para agilizar el proceso de financiamiento.

 

Ahora, que una financiera te solicite una garantía, ya sea prendaria o inmobiliaria, ¡es una excelente noticia! Prácticamente significa que tu proyecto está preautorizado y que el área de dictaminación está buscando la forma de liberar la inversión que requieres.

 

Si tienes alguna duda sobre cómo utilizar tus garantías para solicitar un financiamiento, compártemela y con gusto te ayudaré a resolverla.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0