¿Cuándo arrendar y cuándo comprar un vehículo?

 

 Hoy más que nunca el tema del transporte se ha vuelto un lujo. Y no me refiero exclusivamente a la situación con la gasolina que llegó a sorprendernos a todos en el primer mes del año sino a lo que un buen servicio de transporte, ofrecido por una empresa, significa para aquél que lo recibe:

 

Puede ser desde un valor agregado para los empleados hasta un servicio obligado para los giros de mensajería o de entrega de mercancía. Todo debe estar en su tiempo y lugar con la mayor agilidad posible. Es por esto que las empresas de logística y de transporte de personal han tenido un enorme desarrollo en la última década.

 

Sin embargo, aquí hay un tema que me cuesta mucho trabajo comprender: Aún hay muchas empresas de logística que siguen comprando sus vehículos en lugar de arrendarlos.

 

Entendamos un factor importante: Estos vehículos son de batalla. Se les trae de arriba para abajo y su desgaste es mucho mayor y más rápido al compararse con carros de uso personal. Para el sector de logística un vehículo que no está en movimiento = dinero perdido.

 

Como asesor financiero me encuentro muy seguido con la famosa pregunta: “¿Es mejor comprar un vehículo o arrendarlo?” y mi respuesta sigue siendo la misma a lo largo de los años: “Depende”.

 

Sí claro. Depende para qué quieras tu vehículo. Si lo que deseas es tener el auto de tus sueños, conducirlo los fines de semana que salgas de carretera, disfrutarlo con tu familia y heredarlo a tus hijos… entonces cómpralo pues se convertirá en un elemento de patrimonio. *Solo sé precavido con los créditos pues es muy posible que sea mucho más accesible arrendarlo.

 

Si por el contrario lo que deseas es ponerlo a trabajar para tu empresa, sacarle el mayor kilometraje posible y en 3 años buscar un modelo nuevo que te permita mantener tu flujo de trabajo, entonces el arrendamiento es la opción ideal.

 

 

No olvidemos que aquí estamos hablando de vehículos para empresas de logística o transporte de personal. Estos activos son herramientas de trabajo y deben ser apreciados más por su funcionalidad, ahorro de combustible, accesibilidad a refacciones y otros factores prácticos.

 

Algunas de las enormes ventajas que tienen las empresas de logística o transporte al arrendar sus vehículos son:

  • Si se necesitan más de 3 vehículos, la gran mayoría de las agencias ya ofrecen un precio de flotilla.
  • El Pago Inicial de un arrendamiento puede ser menor al 10% del valor total del activo.
  • Las financieras son muy cuidadosas con los vehículos por lo que muchas veces se incluye rastreador GPS y un seguro sólido a buen precio.
  • Cuando una financiera ya reconoce a un buen cliente el proceso de documentación e inversión se agiliza bastante.
  • Si deseas quedarte con los vehículos al final del arrendamiento, el Valor del Activo Usado (V.A.U.) suele ser muy bajo.

Hay opciones de arrendamiento con tasas mucho más competitivas que las de los créditos.

Si eres o conoces a un empresario que requiera de mucha fuerza vehícular y sigue comprando sus carros, camionetas o camiones en lugar de arrendarlos, mándale este artículo y mi contacto. Con mucho gusto podré compartirle las opciones de arrendamiento que más le convengan. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0