Y tú ¿cuánto dinero "congelado" tienes?

 

Hace un par de días, un gran aliado comercial y excelente amigo que se dedica a la distribución de maquinaria y equipo médico me solicitó que lo acompañara a una junta con el director de una cadena de hospitales muy exitosa de Guadalajara.

 

El caso era simple: Uno de los hospitales iba a tener una expansión importante y querían adquirir equipo más moderno para sus nuevas instalaciones. Desafortunadamente… se quedaron cortos de capital.

 

Yo, por supuesto, accedí. El distribuidor de equipo médico estaba tanto emocionado como preocupado. Había estado dando seguimiento al proyecto durante un largo tiempo y ahora existía la posibilidad de que no se concretara.

 

Acudimos a la junta y el director del hospital nos recibió en conjunto con su equipo de contadores y otros tomadores de decisiones. El director fue directo al grano:

 

-Pues la situación es la siguiente: Nos quedamos cortos por cerca de 10 millones de pesos y, aunque estamos muy entusiasmados con los nuevos cambios, nos quedamos trabados con el tema del financiamiento. El equipo que se va a adquirir ofrece un tratamiento único en el país, nadie más lo tiene ni lo tendrá en los próximos años dada la especialidad que estamos incorporando a nuestra oferta. Queremos ver la posibilidad de arrendar la nueva maquinaria.

 

-Me temo... que eso va a ser imposible - le contesté. Todo el mundo se quedó callado. Hasta mi amigo me vio con ojos de plato - El motivo es el siguiente:

 

Cuando se desea arrendar un equipo tan especializado como el que mencionas, existe un riesgo latente en que no lo podamos vender en caso que nos lo regreses por incumplimiento de contrato, en consecuencia, sería complicado el colocarlo en otro hospital.

 

Además, necesitamos entender qué significa que estén cortos de capital para determinar si es posible apalancar financieramente a la razón social porque podrían estar en números rojos.

El silencio se volvió más incómodo aún.

 

Mi amigo hubiera deseado que se lo tragara la tierra. El director, visiblemente molesto ante mi respuesta, prosiguió.

 

-¿Entonces qué propones? Si no nos puedes ayudar, ¿para qué tener esta junta?

 

-¡No dije que no los pudiera ayudar! Solo hay que hacerlo desde otro enfoque. Me comentaste que están en búsqueda de capital ¿correcto? Pues entonces eso es lo que hay que hacer primero: ¡Vamos a descongelar tu dinero!

 

 

 

Una cadena de hospitales tiene una gran cantidad de activos. Será importante hacer una lista de los métodos de adquisición de los mismos, su estado y el tiempo que tienen operando. Una vez que tengamos estos activos bien identificados, podemos proceder a que yo, como financiera, te los compre para después rentártelos a ti mismo: a esto se le denomina Leaseback.

 

Bajo este concepto, las financieras tienen el poder de arrendarte esos mismos activos, inyectarte capital para que tengas la liquidez que necesitas al tiempo que tú puedes seguir utilizando los equipos.

 

Funciona exactamente igual que con un contrato de arrendamiento. Al poner un activo en Leaseback, se paga una renta mensual fija durante el tiempo definido entre la empresa y tú (de 1 a 4 años) y al final tú decides si deseas volver a adquirir tu activo a través de un pago de V.A.U. (Valor del Activo Usado) o no.

 

La gran ventaja es que tú ya conoces perfectamente cuánto te genera tu activo al mes, por lo que es fácil conocer qué porción de ese ingreso se va a ir a la renta mensual con la financiera, además de que ya te capitalizaste y puedes aplicar esa liquidez a lo que tú necesites.

 

-Entonces ¿crees que tengamos activos por un valor de 10 millones de pesos?

 

-¡Sí claro! No veo problema con eso. - El director me contestó satisfecho. Todos se relajaron con la respuesta y a mi amigo no le cabía la sonrisa en la cara.

 

En la actualidad estamos muy próximos a activar el Leaseback de varios vehículos y equipo médico seminuevo que es mucho más convencional que la máquina nueva. Adicionalmente se sumaron más activos de los correspondientes a los 10 millones que pudieran cubrir el pago para el equipo que se desea adquirir a través de mi amigo.

 

Si eres o conoces a algún empresario con muchos activos “congelados” y requiere capital, no dudes en ponerte en contacto conmigo para que pueda ayudarte a resolver todas tus dudas.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0