El arrendamiento como estrategia fiscal

¿Sabías que podrías estar pagando más impuestos de los que esencialmente tienes que pagar? Según el reporte Paying Taxes 2018, donde se analizan los procesos fiscales de 189 diferentes países alrededor del mundo, en México la Tasa Total de Impuestos y Contribuciones (TTCR) es superior al promedio.

 

Claro que esto no es noticia. Aunque es un hecho que existen otros muchos países con políticas de impuestos mucho más severas, cualquier empresario que lleve correctamente sus declaraciones podrá quejarse sobre el monto que deben destinar año a año al gasto público. Que este sea bien o mal invertido depende de la opinión de cada uno.

 

Aunque es cierto que existen numerosas malas prácticas en la operación contable (Desde manejar solo efectivo hasta comprar facturas), existen también muchas forma lícitas, sencillas y al alcance de cualquier empresario para tener un mejor control sobre nuestros impuestos y una de estas formas es a través del arrendamiento.

 

Hasta legalmente existen beneficios cuando se decide arrendar – y no comprar – los equipos, máquinas, vehículos y cualquier otro activo con los que trabajamos todos los días. Es por este motivo que el arrendamiento se ha vuelto una estrategia fiscal que las empresas integran a sus procesos contables. Los beneficios más tangibles que aportan el arrendamiento son:

 

 

  • El arrendatario tiene la capacidad de deducir los gastos referentes a los activos arrendados. Ejemplos de estos son: mantenimiento, refacciones, servicios, gasolina, seguros, entre otros.
  • Un arrendamiento NO tiene intereses. La ley únicamente limita a los vehículos no utilitarios, fuera de esto la renta de activos que la empresa use se puede deducir al 100%.
  • El Impuesto al Valor Agregado (IVA) se paga durante todo el plazo del arrendamiento y no en una sola emisión.
  • En el arrendamiento no existe la depreciación de los activos pues el arrendatario no es dueño. Es como usar maquinaria prestada para hacer dinero propio.

 

En conclusión, el arrendamiento no únicamente apoya a las empresas a adquirir los activos con los que trabajan sin la necesidad de descapitalizarse de un solo golpe, aparte que el pago inicial de un arrendamiento es generalmente más accesible que el enganche de un crédito.

 

Acércate a tu contador para estructurar una estrategia fiscal que te beneficie al momento de pagar impuestos además de permitirte acceder a la maquinaria que tu empresa necesita para incrementar su producción.

 

Si tienes dudas sobre si los equipos o maquinaria que utiliza tu empresa pueden estar sujetos de arrendamiento, no dudes en ponerte en contacto conmigo y con gusto resolveré tus preguntas ¡Te sorprenderá conocer todo lo que puede ser arrendado!

 

  

Escribir comentario

Comentarios: 0