La renta mensual ideal para mi proyecto

El proceso de financiar cualquier tipo de equipo o maquinaria consta de 3 momentos de pago por parte del arrendatario:

 

  • El pago inicial, el cual se realiza al inicio del proceso y define el monto de la renta mensual.
  • La renta mensual fija, que es la cantidad domiciliada que el usuario está obligado a pagar durante todos los meses especificados en el contrato.
  • El valor del activo usado, que es el monto que, en el caso de un arrendamiento, el arrendatario puede pagar en caso de que desee convertirse en dueño del activo que rentó durante el periodo de tiempo acordado. En el caso del crédito, el cliente ya es dueño del activo desde el principio.

Sin embargo, en mis más de 10 años como asesor financiero, siempre le recomiendo a los empresarios con los que trabajo que le brinden el mayor grado de atención al segundo punto: La renta mensual, ya que en esta es justamente en donde mayor se aprecia el motor productivo del financiamiento.

 

Imaginemos que tu empresa requiere la contratación mensual de un proveedor que maneja una máquina o equipo que tú no tienes pero necesitas para tu producción. En promedio inviertes $40,000 en este servicio al mes pero la máquina cuesta más de 3 millones por lo que no representa una inversión atractiva… hasta que te das cuenta de que arrendar esa misma máquina nueva por 4 años derivaría en una renta mensual que no supera los $18,000.

 

Tan pronto se puso en marcha el arrendamiento puro, tu empresa empieza a generar $264,000 adicionales en utilidad al año además de tener la máquina a tu completa disposición. Todo esto gracias a una renta mensual planeada de forma estratégica.

 

 

 

 Ahora, existen múltiples formas de bajar la mensualidad de los financiamientos que los empresarios conocedores del financiamiento utilizan a su favor para tener un mayor control de sus utilidades. A esto es a lo que se le denomina tener una "Renta mensual ideal". Más que buscar pagar menos, la idea es generar más. Y todo esto se logra con bastante cotidianidad gracias a que las financieras están siempre abiertas al diálogo.

 

Algunas de las formas de aprovechar las mensualidades de tus financiamientos son:

 

  • Montos inteligentes: Que las rentas mensuales no superen el 30% de los ingresos que la empresa genera al mes es la herramienta más poderosa cuando se trata de poner a trabajar el financiamiento a tu favor.

 

  • Reestructura la deuda a un plazo mayor: El alargar tu periodo de arrendamiento te permitirá bajar el monto mensual que debes cubrir. Aunque lo más recomendable es que compares las rentas a 12, 24, 36 y 48 meses desde antes de aceptar el financiamiento, el número de meses se puede incrementar aún cuando este ya está en marcha.

 

  • Adelanta pagos al saldo insoluto: Aprovecha las épocas de abundancia para dinamizar tus financiamientos a través de abonos a capital. Algunas financieras tienen la opción de aplicar capital para reducir todas las mensualidades subsecuentes mientras que otras empujan el capital hacia la liquidación de los últimos pagos. Ambas opciones son sumamente útiles cuando se busca liquidar una deuda.

 

  • Sustituye tu deuda: ¿Es posible solicitar un crédito que te permita pagar el financiamiento que ya tienes? ¡Por supuesto! Como ya se comentó anteriormente, las financieras tienden estar abiertas al diálogo y la negociación. Si has tenido un buen comportamiento de pago y requieres de mayor inversión para seguir creciendo, las instituciones son capaces de otorgar más capital siempre y cuando se llegue a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

Recuerda que una empresa en desarrollo debe ser capaz de hacer proyecciones muy cercanas a la realidad y, por consiguiente, conocer de antemano qué tan favorable va a ser el resultado de la adquisición de una deuda productiva.

 

Si consideras que tu proyecto está listo para dar el siguiente salto y requieres asesoría para acceder al motor financiero que te permitirá acceder a nuevas fronteras, no dudes en escribirme y con mucho gusto te presentaré las oportunidades de Dinero Ajeno que se adecuen mejor a tus necesidades.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0